Me he afiliado a VOX por que es el único partido que dice claramente UN PARLAMENTO! No es la única razón, pero sí es la más importante. Ya va siendo hora de que se ataje de raíz el problema. Los distintos gobiernos del PP y PSOE llevan ya tres décadas mareando la perdiz, y mientras tanto los que han sacado el mejor partido han sido los políticos, los sindicatos y sus “familiares”. Y no tengo ningún problema con que un político viva bien y tenga un buen sueldo, pero que se lo gane trabajando POR los ciudadanos, y no A COSTA del trabajo de los ciudadanos.

El caso es que estoy convencido de que las autonomías son lo primero que hay que reformar, y con reformar quiero decir suprimir en su configuración actual. Que una nación como la nuestra tenga un modelo con un estado central y 17 autonomías con sus parlamentos y consejerías y municipios y diputaciones, es como pretender que un humilde trabajador costee los gastos de un palacete con un salón de actos y 17 habitaciones “en suite”. Si a eso añadimos el hecho de que las autonomías se han convertido en un vehículo de contratación familiar, un centro de enajenación de fondos públicos, y brillante ejemplo de incompetencia y despilfarro en su gestión, es casi imposible entender la postura de los que piensan que las autonomías deberían quedarse. Digo “casi imposible” porque aún es posible. Ahí es donde entran todas esas “nacionalidades y regiones” de las que habla la constitución, al igual que las “características históricas, culturales y económicas comunes”. Algunas autonomías, sobre todo la vasca y la catalana, se comportan como si los cuatro primeros de la constitución no existieran, y eso es parte del problema. Aún así, se puede cumplir la constitución con un modelo autonómico más acorde con nuestras posibilidades, y se pueden seguir respetando esas características históricas, culturales y económicas sin trocear el país hasta el mínimo común denominador. Se hace en otros países así que no veo porqué España tiene que ser diferente.

Como dije antes, tengo más razones para haberme afiliado a VOX. Otras dos importantes es el cambio de la Ley Electoral y de la Ley de Partidos. La primera para que no estén todos los españoles a la merced de lo que opinen o quieran las minorías xenofobo-nacionalistas. Bien está que las minorías tengan voz y voto, pero no que dicten el camino sobre la mayoría. La segunda, para que los representantes en el parlamento representen a las personas que les votan, y para que los representantes sean los que quieren los votantes, no sólo los que prefiere la dirección del partido. Es más incómodo para la dirección, ya lo sé, pero es much más democrático y justo, y además es lo que require la constitución en el articulo 6.

Finalmente, las leyes hay que cumplirlas, y si no son buenas leyes, entonces se cambian. No soy ni letrado, ni experto en leyes, pero no hay más que leer los 10 primeros artículos de nuestra constitución para darse cuenta de que hay sobrados casos en los que no se cumplen. Eso no puede ser porque no es democracia, ni es justicia, ni es igualdad, y eso es precisamente lo que necesitan los españoles.

Advertisements